Granja de Contacto y Seguridad

Muchas veces los padres están muy preocupados por la seguridad de sus hijos al entrar en una granja de contacto; después de todo la mayoría son niños, muchos de ellos pequeños, todos viviendo en la ciudad y con poca o ninguna experiencia con animales, así que ciertamente la preocupación por la seguridad es legítima.

En este sentido el personal de Gordon’s Farm se preocupa por la seguridad de sus niños desde mucho antes de llevar la Granja de Contacto a su evento ya que continuamente se está evaluando el temperamento, actitud y docilidad de los animalitos de la granja para determinar cuales son los más aptos para el contacto con los niños; así mismo, en un día específico se determina cuales son los animalitos que están de “mejor ánimo” ya que al igual que los seres humanos, también los animales pueden pasar un “mal día” y no querer que los toquen y los miren; la gran ventaja que ofrece la Granja de Contacto de Gordon’s Farm es que sus animalitos son todos juveniles (bebés) por lo que su naturaleza es dócil y juguetona; además al estar acostumbrados desde muy pequeños al contacto con los humanos, nuestros animales suelen reaccionar muy bien e  incluso disfrutar el contacto El Pony de Gordon's Farmcon los niños.

Otro elemento a tener en consideración es que ninguno de los animales de la granja de contacto es un depredador; de hecho todos son herbívoros de granja que han convivido con los seres humanos por miles de años y hoy disfrutan de compartir cada evento del que toman parte; aún así siguen siendo animales y hay ciertos riesgos implícitos como mordeduras o patadas, sin embargo ¡No se asusten! Hasta la fecha nunca hemos tenido un incidente.

Esto lo logramos con un personal muy capacitado que no sólo vigila el comportamiento de los animales en todo momento para así determinar cual podría estar estresado y tornarse un poco “mal geniado”, sino que también enseña tanto a niños como a adultos la forma de acercarse, manipular y tratar a los animalitos de manera que estos no se sientan amenazados.

No debemos olvidar que la naturaleza de todos los animales de granja es ser dóciles, sin embargo bajo estrés o ante una amenaza (real o no) su reacción es defenderse; tanto es así que la mayoría de los accidentes reportados con animales de granja son debidos a una manipulación y aproximación inadecuada a los mismos; lo cual implica que si nos aproximamos a ellos de la manera correcta, los tratamos adecuadamente y le damos todo el cariño y ternura que ellos nos dan a nosotros, no deberíamos tener ningún problema y es precisamente eso lo que fomentamos en Gordon’s Farm.

No importa si son cochinitos, ovejas, conejos, patos o gallinas; ni siquiera importa si es un becerrito o alguno de nuestros ponies (los animales más grandes de la granja de contacto); todos los animalitos de Gordon’s Farm son muy mansos y disfrutan la compañía de los niños; además nuestro personal se encarga de tener todo bajo control de manera que no se presenten incidentes y tanto la seguridad de los niños como la de los animales estén garantizadas.

En resumen, siguiendo las instrucciones de nuestro personal, tratando a los animales adecuadamente y dándoles todo el cariño y ternura que ellos nos regalan no hay motivo alguno para preocuparse por la seguridad.